Prototipando la coexistencia: Diseños para futuros interespecie

Para coexistir con otras especies, los seres humanos debemos ser capaces de superar nuestra propia percepción de ser la especie dominante. Este texto describe cómo los hechos refutaron la hipótesis inicial – antropocéntrica – que explicaba la falla de un experimento con chimpancés. Esto no sólo demuestra que es incorrecto adscribir defectos humanos a otras especies, sino también que nos queda mucho camino por recorrer para entender los entornos más-que-humanos.