Close

Coexistiendo en arquitecturas que coexisten. Edificio Fachada y Patio Cubierto en el Centro de Extensión Oriente UC, Providencia

Fernando Pérez Oyarzun

Profesor titular adjunto, Facultad de Arquitectura, Diseño y Estudios Urbanos, Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile

José Quintanilla

Profesor, Escuela de Arquitectura, Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile

La articulación entre lo nuevo y lo preexistente es un dilema permanente para la arquitectura. Las respuestas habituales – la mímesis formal o el contraste radical – plantean posibilidades extremas que no aseguran la coexistencia de arquitecturas distintas. Este proyecto apuesta por una estrategia alternativa, simplemente dejar ser a las preexistencias y agregar sólo aquello que falta: una fachada, una cubierta y un programa en subsuelo.

Hacer coexistir el Edificio Fachada y la cubierta con la arquitectura tradicional del campus constituyó uno de los desafíos profesionales más demandantes del encargo. ¿Cómo relacionar esta nueva construcción con la arquitectura neorrománica de un edificio construido en los años treinta del siglo pasado?

Figura 1. Fuente: © Felipe Fontecilla

Figura 2. Planta general de intervención. Leyenda: 1. Edificio Académico de la Facultad de Artes; 2. Centro de Extensión Oriente.

Figura 3a. Fuente: © Felipe Fontecilla

Figura 3b. Fuente: © Felipe Fontecilla

Figura 3c. Fuente: © Felipe Fontecilla

Por razones tanto prácticas como de principio, se desechó cualquier imitación estilística. En cambio, se optó por una simpatía material y dimensional con el antiguo edificio. El proyecto de Juan Lyon y Luis Azócar es, constructivamente, una obra de transición, combinando gruesos muros de albañilería simple con losas, columnas y arcos de hormigón. La presencia del hormigón resulta así mucho mayor de lo que podría pensarse para un edificio tradicionalmente vinculado a la materialidad del ladrillo. Esa fue, por tanto, una primera regla de coexistencia: el edificio sería básicamente de hormigón y ladrillo, que se utilizaría en su versión artesanal, la misma de los viejos muros. A esta simpatía del material adscribimos la familia de medidas presentes en el conjunto, generando una resonancia mensural que establecía secretos lazos de convivencia entre lo viejo y lo nuevo.

Figura 4. Izquierda: planta segundo nivel edificio A; centro: planta primer nivel edificio A; derecha: planta patio.

Figura 5. Izquierda: corte AA; centro: planta subterráneo; derecha: corte BB.

El proyecto se desarrolló en dos fases. La primera, denominada Edificio Fachada Oriente, que cerraba el patio suroriente del campus, constituyó el encargo inicial. Cuando este ya estaba configurado, se encargó cubrir el patio que había estado cerrado por décadas por una reja transparente, permitiendo una continuidad visual desde el interior hasta el exterior del edificio y aún hasta la calle y el barrio circundante. Más allá de la legitimidad que surgía de situarse sobre las trazas originales de los arquitectos que nos habían precedido y habían previsto en el lugar un pabellón de escala similar al nuestro, esa continuidad visual constituía una virtud espacial que debía ser cuidada. Por tal razón, el nuevo cuerpo se concibió como un puente que posibilitaba una transparencia total en el primer nivel, salvando casi 30 metros de luz. Una gran celosía de ladrillo es el elemento dominante de la fachada.

Figura 6. Fuente: © Felipe Fontecilla

La cubierta del patio fue concebida como una pieza autónoma. Una suerte de mesa de cuatro patas. El acceso de luz y sol fue medido cuidadosamente para lograr un clima adecuado. Un cielo plegado semitraslúcido enriquece y varía el acceso de la luz.

Figura 7. Corte CC

Figura 8 . Fuente: © Felipe Fontecilla

El proyecto resultante se localiza en una fracción menor del campus, pero aspira a una transformación más radical de su textura arquitectónica. Genera nuevas continuidades evitando el excesivo fraccionamiento de los patios, característico de su condición original de colegio. La coexistencia de lo nuevo y lo viejo, como también la de lo abierto al público y lo propiamente universitario, no es solamente una contigüidad armoniosa o una convivencia pacífica. Las piezas que se incorporan al conjunto reconocen esos elementos del pasado que las rodean y se miran en ellos. Ellas dan lugar a una suerte de nuevo organismo en el que lo que viene del pasado adquiere una presencia y una vitalidad nuevas.

Figura 9. Fuente: © Felipe Fontecilla

Edificio Fachada y Patio Cubierto en el Centro de Extensión Oriente

ARQUITECTO: Fernando Pérez Oyarzun, José Quintanilla Chala • ARQUITECTO ASOCIADO: Juan Eduardo Ojeda • COLABORADORES: Arquitectura DESE UC: Rocío Ballesteros, Macarena Burdiles, Juan Pablo Corral, Mónica Flores, Manola Ogalde, Nicolás Yopo • UBICACIÓN: Jaime Guzmán E. 3300, Providencia, Santiago, Chile • CLIENTE: Dirección de Infraestructura UC, Tomás Dalla Porta, Rafael Núñez, Francisco Palacios, Marcela Flores, Álvaro Leiva • CONSTRUCCIÓN: R&R Construcciones Ltda • INSTALACIÓN SANITARIA: Patricio Moya (Instaco), Marcelo Toro (Ruz y Vukasovic), Rodrigo Aguilera (Ruz y Vukasovic) • INSTALACIÓN ELÉCTRICA: Pablo Oyola (COBE Ingenieros) • ENTIBACIÓN Y SOCALZADO: Lucy Magaña, Gonzalo Magaña • EFICIENCIA ENERGÉTICA: Waldo Bustamante, Gonzalo Escobar • REVISISÓN INDEPENDIENTE ARQUITECTURA: Gerardo Sepúlveda • REVISIÓN INDEPENDIENTE INGENIERÍA: Hans Becks • CLIMATIZACIÓN: Manuel Gutiérrez (1@20grados.cl) • DATA Y TELEFONÍA: Jorge Cisternas (Dirección de Informática UC) • ILUMINACIÓN: Catalina Harasic • ASESORÍA ACÚSTICA: Verónica Wulf, Roberto Beltrán (Absorbe) • ASESORÍA TEATRAL: Ramón López Cauly • MATERIALES ESTRUCTURALES: Hormigón armado y estructura metálica, con elementos de protección solares (celosía) de cerámica • MATERIALES DE TERMINACIONES INTERIORES Y EXTERIORES: Paneles y cielos falsos de cartón yeso, baldosas lisas de hormigón, carpinterías de aluminio y madera en el auditorio, láminas metálicas perforadas en cielos y revestimientos de pilares en el patio cubierto • PRESUPUESTO: 55,8 UF/ m2 • SUPERFICIE CONSTRUÍDA: 2.992,5 m • SUPERFICIE DEL CAMPUS: 55.899,78 m2 • AÑO DEL PROYECTO: 2015-2018 • AÑO DE CONSTRUCCIÓN: 2019-2020 • FOTOGRAFÍA: Felipe Fontecilla • VISUALIZACIONES: Juan Samaniego, Juan Pablo Corral, Otros Pérez • MAQUETAS: Magdalena Ulloa, José Miguel Acosta

Fernando Pérez Oyarzun

<fperez@uc.cl>
Arquitecto, Pontificia Universidad Católica de Chile, 1977. Doctor arquitecto, Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, 1981. Profesor titular adjunto UC. Director de la Escuela de Arquitectura (1987-1990), decano de la Facultad de Arquitectura y Bellas Artes (1990-2000) y jefe del Programa de Doctorado en
Arquitectura y Estudios Urbanos 2014 y 2016. Visiting Design Critic de la Universidad de Harvard, Simón Bolívar Professor de la Universidad de Cambridge y Fellow del Swedish Center for Advanced Studies. Entre sus publicaciones destacan trabajos sobre arquitectura moderna chilena y sudamericana. Actualmente es director del Museo Nacional de Bellas Artes de Chile.

José Quintanilla Chala

<jquintanilla@uc.cl>
Arquitecto, Pontificia Universidad Católica de Chile, 1993. Doctor arquitecto, Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, 2004. Es miembro del Colegio Oficial de Arquitectos de Cataluña, España. Desde 2010 es profesor de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Estudios Urbanos UC. En 2007 fundó Opalum, estudio de arquitectura con sede en Barcelona. Entre sus múltiples colaboraciones destacan el estudio de cabida para la Ciudad Judicial de Barcelona y L’Hospitalet de Llobregat (en colaboración con Enric Soria); estudio de Rehabilitación Integral de la Manzana del Centro Penitenciario La Modelo y la Escuela de Jueces de España. Dentro de sus publicaciones destaca el libro Los hechos de la arquitectura (ARQ Ediciones, 1999) en colaboración con Fernando Pérez y Alejandro Aravena.