Close

Pabellón 170 años de arquitectura Universidad de Chile

Domingo Arancibia

Académico invitado, Facultad de Arquitectura, Universidad de Chile, Santiago, Chile

Cuando circunstancias ajenas a nosotros trastornaron por completo nuestras vidas, nos dimos cuenta de que no podíamos controlar todas las variables. En un campo de conocimientos como la arquitectura, habitualmente reacio a todo lo que suene a incertidumbre o indeterminación, este pabellón flotante e indefinido nos recuerda que entregarse a las circunstancias también puede ser un proyecto de arquitectura.

«Nadie se baña en el río dos veces, porque todo cambia en el río y en el que se baña»

Heráclito de Éfeso

Fig. 1
Fuente: © Cristóbal Palma

Fig. 1
Fuente: © Cristóbal Palma

Leer y entender esta frase hoy constituye un acto tremendamente desafiante. Sobre todo cuando en cuestión de meses se desdibujaron climas, estilos de vida, relaciones personales, entornos laborales y académicos. En definitiva, todas las esferas que considerábamos estables. Entendida como una disciplina donde la permanencia ha constituido por siglos uno de sus pilares principales, la arquitectura no es la excepción.

Fig. 2
Fuente: © Cristóbal Palma

En este marco de profundas transformaciones se celebraron los 170 años de la enseñanza de la arquitectura en Chile. En 1849, el arquitecto francés Claude Brunet de Baines creó la primera cátedra, la que con el tiempo se convertiría en la Escuela de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile. A mediados del 2019, nos encargaron diseñar un pabellón conmemorativo de este hito. Nos preguntamos cómo sintetizar, a través de un espacio, la historia desde 1849 a la fecha plasmando el pasado, el presente y el futuro. El paso del tiempo y los cambios que con él se producen fue el concepto a transmitir en el espacio, incluyendo al viento como elemento principal del pabellón.

Fig. 3 Axonométrica despiece

Fig. 4
Fuente: © Roberto González

El proyecto es un cuerpo en constante movimiento, a través de un manto suspendido que, al relacionarse con el viento, nos muestra en todo momento la permanencia del cambio. Emplazado en el patio central de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo, el pabellón era un espacio cubierto por una extraordinariamente liviana tela importada desde Japón: sus 500 m2 pesan aproximadamente dos kilos en total. Con una dimensión de 30 m de largo por 16 de ancho, es capaz de desplazarse y alterar su morfología siguiendo dos fuentes complementarias de aire en movimiento: la propia del lugar de emplazamiento y otra de masas de aire creada por un sistema integrado de más de veinte ventiladores, coordinados por una matriz de inteligencia artificial de placas arduinas. Cuando no hay viento natural suficiente para mover la tela, se activa el sistema de ventiladores.

Fig. 5 Planta general.

Fig.6 Elevación poniente.

El pabellón se instaló como un volumen inestable, vacío, casi fantasma, que reflejó los tiempos que nos ha tocado vivir a consecuencia de la pandemia. En definitiva, una extraña arquitectura que, sin poder visitarse, se inauguró vía streaming a 170 años del hito conmemorado.

Fig. 7 Elevación frontal.

Fig. 8 Elevación oriente.

Fig. 9
Fuente: © Sebastián Arriagada

Pabellón 170 años de arquitectura en la Universidad de Chile

ARQUITECTO: Domingo Arancibia Tagle • ARQUITECTO ASOCIADO: Dannery Elizondo • COLABORADORES: Camila Briceño, Paz Martínez, Camila Osadey, Andrea Rivera, Andrés Silva, Sebastián Sandoval • UBICACIÓN: Facultad de Arquitectura, Universidad de Chile, Av. Portugal 84, Santiago, Chile • CÁLCULO ESTRUCUTURAL: ALV Ingenieros, Tomás Yáñez • INGENIERÍA ELÉCTRICA: Sebastián Yáñez, Benjamín Salgado • TELA: Organza experimental • VENTILADORES: Kendal • MOBILIARIO: Vanghar S.A. • ILUMINACIÓN: Mauricio Lacrampette • PRESUPUESTO: 76 US$/m2 • ÁREA INTERVENCIÓN: 650 m2 • ÁREA DE PROYECTO: 500 m2 • AÑO DE PROYECTO: 2019 • AÑO DE CONSTRUCCIÓN: 2020 • FOTOGRAFÍA: Cristóbal Palma, Roberto González, Sebastián Arriagada

Domingo Arancibia

<domingoarancibia@gmail.com>
Arquitecto, Universidad de Chile, 2013. Dirige el estudio Arquitectura Normal y la Fundación Ruta País. Obtuvo el premio como el mejor proyecto de título a nivel nacional los años 2012-2014 y el primer lugar en el programa YAP en Chile patrocinado por el MoMA, entre otros reconocimientos. Sus proyectos han sido publicados en diversos medios en Chile y el extranjero, siendo exhibidos en bienales de Chile y Venecia. Actualmente es académico invitado de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Chile, donde es profesor guía de los proyectos de titulación.