Close

Restaurante Urbano – La Pesca

José Fernando Gómez

Arquitectura y Urbanismo, Universidad de Guayaquil, Ecuador.

La vida en los exteriores ha tenido un nuevo impulso tras la pandemia. Como los patrones de contagio dependen de la carga viral en el aire, a mayor ventilación, menor posibilidad de contagio. Quizás por casualidad, este restaurante en Ecuador lleva esta condición a un extremo. Pero no sólo eso: además incorpora a la comunidad y, con ello, genera lazos de confianza.

En un sector céntrico, muy importante en la vida social y comercial de la ciudad de Babahoyo, provincia de los Ríos, en Ecuador, el restaurante urbano La Pesca fue concebido como una incisión de reactivación entre lo privado y lo público. La señora Tania buscaba ampliar y dignificar un negocio de mariscos que ya llevaba 20 años. Necesitaba un local propio, en el que ella pudiera invertir y adecuar para dar un mejor servicio a sus clientes.

Fig. 1
Fuente: ©KLIWADENKONOVAS

Fig. 2 Elevación lateral

Fig. 3 Planta emplazamiento

Fig. 4 Elevación frontal

Fig. 5 Planta

El local adquirido se ubica en la planta baja de un edificio de departamentos de vivienda colectiva – en franco abandono producto de descoordinaciones directivas – y colinda con una pequeña área social previa a la calle. Al ser un lugar de uso comunitario, por ley todos los usuarios del edificio tienen derecho sobre él. A su vez, por ser espacio urbano, el municipio local también posee injerencia. Por ese sentido de apropiación el proyecto se socializó con los habitantes del inmueble para realizarse y llegar a un buen fin colateral. No es fácil asociar la línea de lo público y lo privado, donde el límite se borra y el espacio empieza a ser una amalgama de circunstancias y experiencias compartidas. En la planta baja de un edificio se da la vida social de sus habitantes: los niños juegan, la gente circula e interactúa. Incluso, puede ser invadido por personas que no le vayan a dar el uso adecuado, amparados por la falta de iluminación. Esos factores nos obligaron a generar diálogos y negociaciones para evitar conflictos. La idea era generar una intervención que no sólo respondiera a una realidad local, sino desarrollar una arquitectura más participativa y abierta donde la ciudad se vuelva más liviana, más humana.

 

Fig. 6
Fuente: ©KLIWADENKONOVAS

Fig. 7
Fuente: ©KLIWADENKONOVAS

La construcción fue realizada in situ, con mano de obra local. La madera, el material usado por años en la ciudad fluvial y pesquera, es el elemento unificador y activador del contexto. La ausencia de muros permite que el espacio se fusione, volviéndose parte del paisaje urbano actual.

Fig. 8 
Fuente: ©KLIWADENKONOVAS

Fig. 9 
Fuente: ©KLIWADENKONOVAS

La Pesca

ARQUITECTO: José Fernando Gómez • ARQUITECTO ASOCIADO: Natura Futura • COLABORADORES: Astrid Acaro Chacón, Herman Laroze, Aparecida Arguello, Gabriel Cuenca, Lissete Arteaga, Fausto Quiroz • UBICACIÓN: Martín Icaza y 10 de Agosto, Babahoyo, Ecuador • CLIENTE: Tania Zurita • CÁLCULO ESTRUCTURAL:  Cristian Jaramillo • CONSTRUCCIÓN: Natura Futura • INSTALACIÓN SANITARIA: Klever Cuesta • INGENIERÍA ELÉCTRICA: Víctor Guerrero • ESPECIALIDADES: Marriott • MATERIALES: Metal (estructura) y madera de pino (estructura y terminaciones) • PRESUPUESTO: $22.000 • SUPERFICIE CONSTRUIDA: 25 m2• ÁREA DE PROYECTO: 60 m2 • AÑO DE PROYECTO: 2017 • AÑO DE CONSTRUCCIÓN: 2017 • FOTOGRAFÍA: KLIWADENKONOVAS • VISUALIZACIONES: Natura Futura • MAQUETAS: Natura Futura

José Fernando Gómez

<info@naturafuturarp.com>
Arquitectura y Urbanismo, Universidad de Guayaquil, 2011. Máster en Diseño Arquitectónico Avanzado, Instituto Superior de Arquitectura y Diseño, 2013. Obtuvo nominaciones a los premios de las Américas y de la Bienal Panamericana de Quito. Ha expuesto en el Festival de Arquitectura en Bali, Indonesia y en la Bienal de Arquitectura de Valparaíso, Chile. Actualmente trabaja en propuestas de investigación sobre los decodificadores urbanos e identidades de ciudades satélites.