Close

Una negociación entre lo público y lo privado

Crítica

Maryangel Mesa

Programa de posgrado en Gestión de Proyectos de Desarrollo, FLACSO-Ecuador, Quito, Ecuador

Ubicada a 74 km del puerto de Guayaquil en Ecuador, Babahoyo es una ciudad intermedia de aproximadamente 175.000 habitantes, con una alta producción agrícola, pero con deficiencias en infraestructura y servicios, y elevados niveles de emigración en búsqueda de empleo. En vez de seguir esa tendencia migratoria, el arquitecto principal de Natura Futura, José Fernando Gómez, decidió volver a Babahoyo tras cursar estudios en México y dedicarse a hacer arquitectura. Desde 2014 apuesta por construir fachadas que irrumpen en el perfil urbano: alturas pronunciadas, materiales inusuales y composiciones singulares que fueron captando la atención de vecinos y habitantes de la ciudad.

En 2017, les encargaron diseñar un restaurante popular en la planta baja de un edificio de viviendas en el centro de la ciudad1. La singularidad del proyecto radica en cómo aprovecha el espacio intersticial entre la calzada y el edificio. La exigencia de la municipalidad era mantener accesible la circulación peatonal y lograr un consenso de ocupación con los copropietarios. El proceso involucró entonces asambleas, ajustes y, principalmente, acuerdos.

El retiro del edificio representó un vacío legal y, a su vez, una oportunidad. La operación consistió en extender los límites del local comercial a través de una gran cubierta que se posiciona sobre este espacio de propiedad ¿comunal?, que contrasta con su entorno urbano y que, al mismo tiempo, se adapta a él generando una disolución entre interior/exterior y público/privado.

Aparecida Arguello – exarquitecta de Natura Futura – plantea que el principal aporte del proyecto fue hackear una inversión privada para ofrecer equipamiento a la ciudad2. La dueña del restaurante, Tania Zurita, concuerda con la idea y comenta: «Esa parte de afuera yo sé que es de todos… para que la gente pueda caminar… para que pasen como perros por su casa»3. En pocos meses estas estrategias fueron imitadas por locales cercanos, generando cambios en el paisaje urbano.

Pero la pandemia cambió lo previsto. Los vecinos pidieron reforzar la seguridad de la zona y la municipalidad respondió con cerramientos verticales – rejas – que definieron nuevamente los límites del edificio y convirtieron una parte de dicha propiedad ¿social? en un área exclusiva para sus habitantes.

Fig. 1

Fig. 2

Con esta división, el restaurante urbano La Pesca se convirtió en un puesto fronterizo, con la mitad de su área dentro del territorio del edificio (cerrado) y la otra dentro del territorio de la ciudad (abierto). Así, adquirió también la labor de controlar quién entra y sale de dichas territorialidades.

Para Tania, «¡quedó hermoso!… pusieron rejas, la mitad de mis clientes están enrejados, hay más privacidad»4. En cambio, para quienes trabajamos en los campos de la arquitectura y el urbanismo, debería representar un llamado a mantener activo el debate y el cuestionamiento sobre la propiedad y las apropiaciones públicas/comunales/sociales/privadas desde una mirada crítica, interseccional y multiescalar.

Fig. 3

Fig. 4

La intervención de Natura Futura en Babahoyo es una aproximación contemporánea a la arquitectura tanto como espacio de negociación entre los intereses individuales y colectivos como un instrumento de incidencia sobre la política pública local. Estoy consciente de que este alcance es factible gracias a la escala de la ciudad y al tipo de proyecto, pero no por ello deja de ser una apuesta valiente y, sobre todo, necesaria.

1 Agradezco a José Fernando Gómez por su sinceridad y apertura sobre su experiencia como autor de la obra. También a David Barragán, socio de Al Borde Arquitectos, por compartir conmigo su opinión profesional sobre el proyecto en el marco de su participación en el documental Hacer mucho con poco (2017).

2 Aparecida Arguello es una arquitecta nicaragüense que formó parte del estudio Natura Futura como pasante en el período de diseño y construcción del restaurante urbano La Pesca. Las opiniones aquí recogidas fueron obtenidas de una conversación por WhatsApp el 23 de febrero de 2021.

3 Tania Zurita Maldonado, dueña y cocinera del restaurante, decidió contratar a Natura Futura planteando que «Babahoyo es mi ciudad, donde hice plata ¿por qué no darle a Babahoyo algo bello y hermoso? ¡Por eso decidí trabajar con alguien profesional!». Las frases presentadas aquí fueron obtenidas de una entrevista realizada vía telefónica el 2 de marzo de 2021.

4 Ibíd.

Maryangel Mesa

<maryangelmesa@gmail.com>
Arquitecta, Universidad del Zulia, 2013. Radica en Ecuador desde el 2013, dedicándose a la gestión de proyectos sociales y culturales. Fue coordinadora en la Bienal de Arquitectura de Quito (2016-2021) y es fundadora del colectivo Licuadora Gestora. Actualmente forma parte del Directorio del Colegio de Arquitectos del Ecuador – Provincial Pichincha (2021-2023), y cursa un programa de Especialización en Proyectos de Desarrollo en la FLACSO-Ecuador.